domingo, 1 de noviembre de 2009

El dificil mundo del circo.


El nieto, Jonatán Navarro, mostrando uno de los cachorros. El cuenta que la relación con los animales debe ser desde cachorros para que exista una mejor relación con ellos.

German Navarro, domador tiene a su cargo una de las tareas mas difíciles, estar junto a los felinos.



Roberto Velásquez, El payasito Cocolíche, originario de el Salvador, cuenta que lleva más de treinta años de hacer reír a los niños.

Rolando Navarro, dueño del circo, informó que Cobán, ha respondido bien en cuanto asistencia de público, pero últimamente ha estado difícil la situación pues la gente ya no quiere salir de noche de sus casas a raiz de tanta violencia.

La familia Navarro cinco generaciones dedicadas al circo
La familia Navarro, se ha dedicado por mas de 100 años al difícil y peligroso mundo del circo, don Rolando Navarro propietario del circo, tiene familia en Alemania, España y Colombia trabajando en diferentes circos internacionales. Indicó que en Guatemala el negocio del circo se ha puesto difícil por la dificil situación económica que impera en el país, la violencia a sido otras de las situaciones que les ha afectado pues las personas ya no quieren sali en la noche de sus casas. Este ultimo invierno los vientos huracanados que se dieron en el peten daño grandemente la carpa. Pero eso no ha permitido que su moral decaiga pues siguen luchando. El sueño de don Rolando y su familia es seguir entreteniendo sanamente a chicos y dultos.
Una terrible experiencia.
En Salamá Baja Verapaz tuvieron una amarga experiencia con uno de los leones, Germán Navarro, el domador, estaba en plena actuación cuando uno de los leones se le tiro encima y lo mordió alrededor del cuello, don Rolando entro rápido a la jaula y empezó a pegarle al león para que soltara a su hijo, Gracias a Dios el león lo soltó por la pronta acción del padre. Germán quedó bastante herido, esta es la peor experiencia que han tenido durante muchos años.

El mantenimiento de un circo es bastante alto mayormente cuando se tienen cinco felinos,los cuales consumen carne de res, pollo y caballo. Diariamente se gasta hasta trescientos quetzales en comida para los felinos, para los avestruces gastan 25 libras de concentrado al día.

La familia Navarro lleva 115 años de dedicarse a hacer reír a chicos y grandes.
Una carpa de circo cuesta aproximadamente ochenta mil quetzales.
Para movilizar un circo se necesitan aproximadamente cinco mil quetzales.
Ellos gastan aproximadamente cuatrocientos quetzales en comida para los animales.

3 comentarios:

Ricardo Valdez dijo...

Muy buenos reportajes! Me agrada que existan personas que se interesen por las cosas que pasan en nuestro medio, y lo felicito por eso. Desde hace algun tiempo he encontrado como referencia éste blog cuando busco ciertas cosas de Cobán. A mi también me gusta mucho el arte de la fotografía y me gustaría compartir con usted mi galería fotográfica. La dirección de la misma es:

http://www.flickr.com/photos/21313540@N05/

Cuento con un total de 55 fotografias, de la cuales 21 son tomadas en Cobán. Espero le gusten. Y seria agradable que publicara algunas acá en su blog, seria muy grato! si asi lo desea puede comunicarse conmigo a mi correo ravp502@hotmail.com para mandarle las fotografías con mayor resolución, lo único que me interesa es dar a conocer a Cobán.

Nelson Benjamín Pérez Paque. dijo...

Muy agradecido por visitar mi blog y por el ofrecimiento que me hiso. Claro, será un honor publicar unas fotografías suyas, se lo agradezco muy pronto le estaré escribiendo. Gracias.

Anónimo dijo...

Hola !!! wau yo sé que el circo Navarro es genial los quiero muchisimo saludos a José Manuel, a Jonathan y a todos.. me cuentan cuando regrese Daniel....se cuidan bye att. Fabiola (Fraija)